Poder  Real

ALEJANDRO

Testifica que Dios lo liberó de las drogas, el alcohol y el cigarrillo! Restauró su relación familiar y hoy es libre para ser hijo!

Brian de 21 años cuenta que en el mes de Marzo se encontraba trabajando en un 3º piso, cuando cayó de un montacargas golpeando con el cráneo y posteriormente con la espalda en el cemento de la planta baja. (Vemos la foto de la noticia del Diario Local).
Llegó al Hospital en estado crítico, tenía fractura de cráneo y lesiones internas de gravedad, tenía coágulos de sangre en el cuerpo y estuvo días en coma. Uno de nuestros líderes fue a orar por el joven en la terapia intensiva y aún cuando los médicos no daban esperanza de vida y si vivía tendría graves secuelas, al quinto día Brian despertó! Y un mes después llegó a Casa caminando y dando gloria a Dios!! Sin secuelas!! Dios manifiesta Su poder sobrenatural produciendo milagros!

Alejandra da testimonio que llegó con dolores de huesos, falta de perdón, depresión y sentimientos de culpa ya que sentía que llevó a su familia al mismo estado en el que ella se encontraba. Levantarse cada mañana para ella era una tortura, sólo quería dormir, todo a causa de la profunda depresión que padecía. Comenzó a buscar a Dios y asistió al Retiro de Sanidad donde nuestra pastora Mirna Lafuente oró por sanidad y liberación. Gracias a Dios, ella fue libre de la depresión, pudo perdonar y Dios sanó sus huesos. Se siente diferente y con ganas de vivir! Fue llena del Espíritu Santo y experimentó la presencia de Dios como nunca antes en su vida! 

Miriam llegó a Casa desesperada el domingo 9 de noviembre a causa de que su hermana hacía tres días que estaba en estado de coma profundo y con respirador artificial. Miriam fue al Servicio de Milagros con una prenda de su hermana para que oraran. Nuestro Pastor Rodrigo Lafuente oró y la envió al sanatorio a orar por ella y reprender el espíritu de muerte; cuando Miriam lo hizo como le fue dicho, su hermana abrió los ojos y movió su brazos; prontamente le sacaron el respirador y al día siguiente era notoria su mejoría, ante la sorpresa de los médicos. Dios manifestó Su gran poder sobrenatural a la hermana de Miriam! Gloria a Dios!

Carlos experimentó el poder sobrenatural de Dios. Él cuenta que tuvo un accidente de trabajo grave con desprendimiento de brazo completo, rotura de ligamentos del brazo, levantamiento de clavícula y dislocamiento de hombro; no soportaba el dolor. Al día siguiente llegó a la Iglesia buscando su milagro! Ese domingo asistió al servicio, nuestra Pastora oró por él y el poder de Dios obró poderosamente.
Al otro día Carlos fue a la consulta médica, porque esa misma semana lo iban a operar, ponerle clavos y atar ligamentos. Llegó a la consulta sin dolor, los médicos no encontraban explicación, porque es como si nunca hubiese tenido nada. Los médicos le indicaron nueva resonancia, radiografías, etc. Y fue ahí donde verificaron la sanidad total de Carlos: la clavícula y el hombro están en su lugar y los ligamentos también. Gloria a Dios! Ha sido un impacto total para los traumatólogos, ART y empresa en la que trabaja, porque tanto ellos como sus compañeros lo vieron en el estado en que estaba, a todos ellos Carlos les cuenta que DIOS lo sanó!! Carlos manifiesta su felicidad porque pudo experimentar el poder de Dios que lo sanó, esa misma noche salió sano. Desde ese momento se está congregando, está muy feliz y con una vida transformada.

Este hombre vino a dar su testimonio de sanidad. Hace más de un año que viene perdiendo la visión paulatinamente a causa de su trabajo.  Según los diagnósticos médicos sólo veía de los dos ojos un 3%, es decir, no veía más que dos metros de distancia y con mucha dificultad, lo cual impedía desarrollar su hobby: es entrenador de futbol infantil por 40 años.  Su sobrina lo desafió a creer por un milagro y el domingo pasado llegó a un Servicio del Ministerio.  Ese día se desató el poder sobrenatural de Dios sobre sus ojos y al otro día al levantarse y lavarse la cara comprobó su sanidad: comenzó a ver nítidamente!  Y este domingo pudo ver su equipo jugar como en otros tiempos!  Gloria a Dios!

Alejandra nos da testimonio que su hermana que vive en Chile, estaba afectada por un cáncer de riñón, tenían que extirpárselo y el cáncer ya había hecho metástasis en el pulmón.  Todos los estudios, tomografías y resonancias daban el mismo diagnóstico de cáncer ramificado.  Alejandra llevó su petición por la sanidad de su hermana a la Casa de Paz donde concurre, y oraron hasta que el poder sobrenatural de Dios alcanzó a su hermana.  La gran sorpresa que se llevaron los médicos el día de la operación para extirparle el riñon, se encuentran que el cáncer estaba encapsulado fuera del riñon, no se lo extirparon, y descubrieron que el pulmón estaba sano, sin rastro de cáncer!  Gracias al Dios Todopoderoso! 

Alejandra nos comenta que desde los catorce años consagró su vida a Dios, en la iglesia católica ingresando a un noviciado. Allí tomó los hábitos de monja. Dedicó 25 años de su vida al servicio del prójimo, llegando a ser Madre Superiora de una Orden por 14 años.  Preparó jovencitas para el noviciado.   A pesar de dedicar su vida al servicio del prójimo, siempre sintió un vacío en su interior. Movida por ese vacío decidió dejar los hábitos.   En ese tiempo conoció a su actual esposo. Su esposo Carlos recibió el testimonio de uno de nuestros lideres y experimentó el poder sobrenatural de Dios con sanidad de artrosis.  Ella lo acompañó a su bautismo y ese día tuvo un encuentro sobrenatural con el Dios vivo y se entregó a él. La semana siguiente fue a la Fiesta de Bienvenida,  se bautizó y recibió el Bautismo del Espíritu Santo con lenguas. Nos dice que el poder sobrenatural de Dios cambió su vida, la hizo libre de toda religiosidad, se siente plena, llena su paz y con un gran anhelo de servir a Dios con revelación.  Ya está siendo entrenada intercesora y como líder de Casa de Paz junto a su esposo!

Víctor cuenta que hace unos años le dieron 54 golpes con un fierro en la cabeza hasta dejarlo tirado, casi muerto. A causa de ello estuvo dos meses en coma, le hicieron una traqueotomía, estuvo en silla de ruedas por más de dos años, no se paraba, no tenía estabilidad para caminar y había perdido su oído izquierdo. Los médicos le decían "la gente cuando te vea dirá que estás borracho, tendrás que sostenerte de las paredes para caminar". Pero Dios tiene la última palabra!!!
El pasado sábado llegó a la Fiesta de Bienvenida sostenido por dos hombres. En el momento en que se oró por él, Víctor testifica que sintió calor en cuerpo y comenzó a escuchar, recuperó su oído y ahora camina sin apoyarse en nada ni nadie!!! Gloria a Dios! GRANDE ES NUESTRO DIOS!

Cuéntanos tu testimonio o

dejanos tu pedido de oración

​© 2014 by Casa de Reconciliación.

Web design by  PIX DESIGN

px.png